• 11 DIC 14

    ccb4e23c8aa216f1e96d31ab209c036b_XLEs algo más o menos habitual que en las consultas de centros como La Robleda tratemos casos de adicciones a drogas (comúnmente cocaína), adicciones al alcohol, al juego, etc. Este tipo de sustancias adictivas lo que pueden hacer es escondernos otro tipo de enfermedades como el TDAH, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Existen varios estudios que indican que la mitad de los niños que sufren este trastorno en su infancia tiene un riesgo mucho mayor de ser adicto al llegar a la edad adulta. Se conoce también como patología dual y es una enfermedad psíquica que debe ser tratada por profesionales.

    Los expertos indican que muchos adultos consumen de forma compulsiva tabaco, drogas o alcohol porque así se encuentran mejor y se sienten más motivados para desarrollar sus muchas funciones diarias. Es una forma de sentirse más seguros y comportarse con normalidad. De ahí que a veces, tratando ese TDAH, desaparecen las otras adicciones. Por ejemplo, una persona que consuma cocaína a menudo, si va a consulta y realmente se detecta esa hiperactividad, un tratamiento con  metilfenidato elmininaría esa necesidad, y dejaría de ser dependiente de las drogas.

    Compartir
Compartir