• 11 AGO 16

    Hoy nos hacemos eco de un artículo del semanal de esta pasada semana,  dónde se habla de un tema emergente en estos últimos años, “el Spice”.

    El Spice o también conocida como K2 es una droga sintética elaborada a base de hierbas y otras sustancias rociadas Con químicos, que segúnspice 1 los especialistas produce efectos similares a la marihuana. Esta droga es una de las más consumidas en los EEUU, llegando a Europa a finales del año 2012. Adquirir este tipo de drogas resulta preocupantemente sencillo, el “spice” se vende por Internet o en “grow shops”, tiendas de cultivo especializadas en todo lo relacionado con el cultivo de la marihuana.

    A menudo se empaqueta como “incienso” y se muestra a los jóvenes de una forma atractiva e inofensiva con diferentes sabores y llamativos paquetes. Estos paquetes se ofrecen bajo una amplia variedad de marcas. En años recientes, “K2” y “Spice” eran las marcas más comunes, ahora se pueden encontrar cientos de marcas distintas, como “Joker”, “Black Mamba”, “Kush”, “Kronic”, “K2”, “Fuego de Yucatán”, “Genie” o “Bombay Blue”, destacando «Scooby Snacks», con la foto del dibujo animado Scooby-Doo, y «Bizarro»,

    Es probable que el acceso fácil y la creencia que estas drogas sintéticas sean “naturales“, y por lo tanto inofensivas, haya contribuido a su popularidad creciente entre los jóvenes. Otra de las razones para su uso, es que muchos de los compuestos químicos usados en estos productos no son fácilmente detectados en las pruebas estandarizadas de drogas.

    spice 5Los consumidores del “spice” presentan aumento del ritmo cardiaco, vómito, comportamiento violento, pensamientos suicidas, percepción alterada, síntomas de psicosis (delirios o pensamientos desorganizados o desconectados de la realidad), ansiedad extrema, confusión, paranoia y alucinaciones. Estas drogas sintéticas también pueden subir la presión arterial y reducir el suministro de sangre al corazón, al igual que daños a los riñones y convulsiones. Por todo esto, los efectos del “spice” o “k2” pueden ser impredecibles, severos o hasta fatales. Se conoce que los daños que puede ocasionar en el cerebro son irremediables.

    Por eso desde el Sanatorio La Robleda, queremos concienciar sobre los efectos de los tóxicos, sobre todo haciendo hincapié en la población más vulnerable a los primeros consumos, la adolescente; así como ofrecer nuestros programas de ayuda contra la adicción y terapias de desarrollo de nuevas habilidades, que se necesitarán para llevar de una forma duradera, una vida sin consumo de drogas.

    Compartir
Compartir